Después de la demanda que interpuso Cesar Cal, en contra de Belinda y su padre Ignacio Peregrín, fueron citados en la Junta Local de Conciliación y Arbitraje este 16 de Agosto.

“El asunto es que un día me despidieron, sin causa justificada, y siguieron usando mi sistema, el cual tampoco se me había pagado, de pronto se quedaron con mi sistema y yo me quede sin mi trabajo”, señaló el productor musical César Cal.

El representante del demandante dice estar dispuestos a negociar, pero si desean continuar con la demanda, el monto de la demanda seria mayor a los 10 millones de pesos.

En caso de que la cantante y actriz no asista a la cita se le girara una orden de presentación en su contra, debido que en una ocasión anterior, dijo no poder estar en forma para asistir, lo cual fue mentira, hace gane puntos en contra.